sábado, 28 de diciembre de 2013

SOLEDADES, A UN MAESTRO DE ANTONIO MACHADO



I

No es profesor de energía
Francisco de Icaza,
sino de melancolía.


II

De su raza vieja
tiene la palabra corta,
honda la sentencia.

III

Como el olivar,
mucho fruto lleva
poca sombra da

IV

En su claro verso
se canta y medita
sin grito ni ceño.

V

y en perfecto rimo
-así a la vera del agua
el doble chopo del río-.

VI

Sus cantares llevan
agua de remanso,
que parece quieta.
y que no lo está;
más no tiene prisa
por ir a la mar.

VII

Tienen sus canciones
aromas y acíbar
de viejos amores.

 Y del indio sol
madurez de fruta
de rico sabor

VIII

Francisco de Icaza,
de la España vieja,
y de Nueva España,
que en áureo centén
se graben tu lira
y tu perfil de virrey.

Soledades a un maestro  de Antonio Machado
Imagen:Antonio Machado de niño, representado por su abuela Cipriana Álvarez Durán
Fuente: http://1.bp.blogspot.com/-CihrzHuBIRI/UDe2NhwSfZI/AAAAAAAAB-Y/aEtY6sY4XaY/s1600/antonio+machado+de+ni%C3%B1o.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario